Cariñena

Cariñena
Resulta ser la más antigua de la Comunidad Autónoma de Aragón, así como una de las más antiguas de España. Se encuentra a 50 kilómetros de Zaragoza, al sur del río Ebro, en el llamado Campo de Cariñena, nombre que también recibe la comarca donde se encuentra, que limita al sur con la Sierra Virgen y al oeste con la región de los vinos de Calatayud. Se trata de una zona con larga tradición vinícola que prosperó bajo la protección de los monasterios durante la Edad Media, pero donde ya se elaboraba algún tipo de bebida alcohólica (probablemente hidromiel) en el siglo III a. C., antes de ser conocida por los romanos como Carae. El terreno parte desde los 400 metros sobre el nivel del mar y se eleva hacía el sur alcanzando altitudes de 800 metros. El suelo es de caliza rojiza sobre estratos de roca suelta con mucho carbonato de calcio y, en algunos lugares, pizarra y arcilla. El clima es continental con grandes variaciones térmicas no solo entre el verano (donde se pueden llegar a alcanzar los 40ºC) y el invierno (temperaturas mínimas de -5ºC a -8ºC) sino también entre el día y la noche. Otro factor climático característico de la zona es el cierzo, viento que sopla frío y seco del norte. La variedad más comúnmente plantada es la Garnacha Tinta (55%), utilizada para la producción de tintos y rosados seguida de Mazuelo y Tempranillo (15%), mientras que la Viura (20%) es la variedad común para los blancos. Varios productores están también experimentando con variedades foráneas como Chardonnay y Parellada, ampliando considerablemente la variedad de vinos producidos en los últimos años. La mayoría de vides se plantan en espalderacon 3m de distancia entre filas y con una densidad de entre 1500 y 3000 vides/hectárea. La cosecha suele comenzar en Septiembre

PAGO DE AYLES

PAGO DE AYLES

Bodega zaragozana vinculada durante siglos al mundo de la vid y acogida a una denominación de origen histórica en el país, Cariñena. Aun así, la bodega es de reciente creación y en ella se aúnan la sabiduría del paso del tiempo, el buen hacer de hoy y un equipo humano joven y emprendedor